Copán Álvarez y Claudio Borghi analizan el sorprendente empate (2-2) entre Marruecos y España.