Horarios

Sáb.Oct.19 11:00 PM EDT
Lun.Oct.21 11:35 PM EDT
Mar.Oct.22 11:35 PM EDT

Martín Onti: La reconstrucción post-Mundial

A casi una semana de haber concluido la Copa del Mundo, va siendo tiempo de sacar conclusiones posteriores a uno de los mundiales más sorpresivos que hemos tenido en la historia del fútbol. La resultante inmediata nos entrega la imagen de una Francia campeona con justicia absoluta y la caída de una digna subcampeona como Croacia. 

Así y todo, en cuanto a la objetividad estadística del análisis que todo el mundo se hará de aquí a la posteridad, en pocos años más nadie recordará siquiera que el seleccionado de Zlatko Dalic fue, junto a la Bélgica de Roberto Martínez, el equipo que mejor fútbol practicó de acuerdo al juego que mejor se adapta al gusto general.

Sin embargo, ahora queda por pensar en la reconstrucción de los cabos sueltos que dejó la competencia. A nadie se nos puede escapar que si bien el mundial fue emocionante, con predicciones que nos obligaban a conducirnos a través de la prudencia y no de la supuesta superioridad de algunas selecciones de las que esperábamos muchísimo más, el fútbol internacional tiene ahora que apuntar a recapacitar sobre las consecuencias post-competitivas.

La rotunda decepción de Alemania, España, Brasil y Argentina, en ese orden de descalabro de más a menos, nos deja la tarea de imaginar que algo ha cambiado y que, a nivel colectivo, quizás no sea mal visto revisar los calendarios agobiantes a los que son sometidos los futbolistas internacionales y la, quizás, demasiada intensidad deportiva a la que son sometidos durante las temporadas regulares en diferentes competiciones.

Satisfacer el negocio que implica estar en actividad cada 72 horas –horas más horas menos- lleva a los protagonistas de este mercantilismo de la pelota a sucumbir en algún momento por desgaste físico y mental. No es fácil estar concentrado en la misma sintonía productiva a lo largo de todo un año de trabajo. Casi nadie puede conquistar esa utopía… y por ello Luka Modric fue nombrado el Balón de Oro de esta Copa del Mundo.

La reconstrucción a partir de este descanso que hay entre el fin de esta justa ecuménica y el comienzo de las ligas más resonantes del mundo, donde actúan la gran mayoría de los jugadores que nos llevan a esta deducción, nos permite pensar que la catarsis de esas estrellas que dejaron debiendo en este mundial de Rusia 2018, deberá reactivarse de inmediato a favor de las instituciones en que militan, o militarán.

A nivel individual, Lionel Messi; Neymar; Sergio Ramos, Isco y compañía; Neuer, Müller y demás; Mohamed Salah; Sadio Mané y en cierta manera Cristiano Ronaldo, por citar a los más trascendentales para sus equipos, no tuvieron la influencia esperada que la consideración previa esperaba de ellos y con esto, el fracaso de sus selecciones no estuvo tan alejado de la lógica.

Queda esperar el inicio de una nueva temporada, sobre todo en Europa, donde se desempeñan la mayoría de estos astros, y corroborar que un merecido descanso es algo para tener en cuenta por el bien del fútbol y de ellos mismos.

Martín Onti

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!