Horarios

Dom.Ene.23 8:00 AM EST
Dom.Ene.23 11:00 AM EST
Jue.Ene.27 6:00 PM EST
Jue.Ene.27 6:30 PM EST
Jue.Ene.27 8:00 PM EST
Jue.Ene.27 9:00 PM EST
Dom.Ene.30 2:30 PM EST
Dom.Ene.30 5:00 PM EST
Dom.Ene.30 7:00 PM EST
Mié.Feb.02 6:30 PM EST
Mié.Feb.02 9:00 PM EST
Mar.Feb.08 2:30 PM EST
Sáb.Feb.12 12:00 PM EST
Dom.Feb.13 8:30 AM EST
Dom.Feb.13 1:30 PM EST
Mié.Feb.16 9:55 PM EST
Sáb.Feb.19 9:30 AM EST
Sáb.Feb.19 12:00 PM EST
Dom.Feb.20 8:30 AM EST
Dom.Feb.20 1:30 PM EST
Vie.Feb.25 2:30 PM EST
Sáb.Feb.26 7:00 AM EST
Sáb.Feb.26 9:30 AM EST
Sáb.Feb.26 7:55 PM EST
Dom.Feb.27 8:00 AM EST
Dom.Feb.27 11:00 AM EST

Martín Onti: Él quiere volver a la Albiceleste

MADRID, España.- Me provoca incertidumbre el hecho de no comprender situaciones que supuestamente deberían ser claras de entender. Si hay ecuaciones imposibles de entendimiento para mi capacidad de comprensión, trato de acudir a profesionales que me pongan en perspectiva la lógica que argumentan los que dicen saber y hablan con la propiedad que dicta una realidad nacida de sus propios dudosos fundamentos.
 
Diego Maradona habla a voces, creo que más de impotencia que de razonamiento, y le expone al mundo una tabla de estadísticas que lo sitúan como el entrenador de mejores números al frente del seleccionado argentino, con un porcentaje de efectividad digna de un triunfador innato en el arte de dirigir a cualquier equipo de fútbol.
 
Con mejores números que los campeones del mundo, César Luis Menotti y Carlos Salvador Bilardo, y que el campeón olímpico, Marcelo Bielsa, Maradona supera a sus colegas al frente del conjunto argentino con un 75 por ciento de efectividad, en una comparación numérica donde sólo Gerardo Martino se le acerca con su 74 y con el resto por detrás.
 
Si así fuese, la convulsionada Argentina, de denostado futuro a tenor de hechos que desde la corrupción comprometen a mucha gente ligada al deporte más popular del país tras las declaraciones de Alejandro Burzaco en Nueva York, debería mostrarle la puerta de salida a Jorge Sampaoli y abrirle de par en par la de bienvenida al matemático Diego Armando Maradona, que parece no asimilar que los números no siempre son incontestables cuando acompañados de actos que uno mismo genera.
 
Dice Joan Manuel Serrat, en una de sus canciones, 'Pero dos no es igual que uno más uno', porque sucede a veces que cuando la suma conlleva relatividad el absolutismo de las estadísticas deja de tener el fundamento expuesto. En esto falla el capitán de aquel gran combinado albiceleste que bajo la conducción de Bilardo llevó a la Argentina a obtener su segundo título mundial en México '86.
 
Maradona, lo hemos repetido casi hasta el hartazgo y el planeta entero lo sabe, fue una cosa con pantalones cortos sobre un terreno de juego y otra, muy distinta, con pantalones largos desde la línea de cal hacia afuera. Nada tiene que ver su vida privada en este sentido, sólo lo profesional se contempla en este caso para opinar y desbaratar una idea tan descabellada como querer volver al banquillo de la Selección Argentina.
 
Una sensación de intenciones sostenida desde el irracional egoísmo en primera persona, y conociendo el pasado y el presente profesional del actual técnico del Al Fujairah Sport Club de Dubai, nos hace desaconsejar la idea de un retorno sin futuro para el ya alborotado y complejo mundo futbolístico argentino.
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!