Horarios

Mar.Sep.22 12:00 AM EDT
Mié.Sep.23 12:00 AM EDT
Vie.Sep.25 12:00 AM EDT
Sáb.Sep.26 12:00 AM EDT
Mar.Sep.29 12:00 AM EDT
Mié.Sep.30 12:00 AM EDT
Jue.Oct.01 12:00 AM EDT

Martín Onti: El gran secreto a voces

SEVILLA, España.- Goleada categórica del Sevilla en su partido final de Liga ante el ya descendido Osasuna. Un 5-0 que llega como aliciente, no a la tambaleante recta final del conjunto andaluz sino más bien al estímulo de algunos hombres de la entidad hispalense que prometían en el inicio de la temporada actual, mucho más de lo que llegaron a conseguir.

Su hasta hoy entrenador, Jorge Sampaoli, es quien debe sentirse mejor reconfortado que el resto por una victoria que le acerca a la propia tranquilidad de haber cumplido con una buena temporada para las aspiraciones de la parcialidad del Sánchez Pizjuan. El técnico argentino hacía, tras el juego, una síntesis muy particular de su paso por el Sevilla y de su futuro inmediato, un futuro que ya es presente desde hace un buen par de semanas, más precisamente desde que la Selección de Argentina despidió de su cargo de entrenador a Edgardo Bauza.

No hay mucha gente del ambiente futbolístico, tanto español como argentino, que puedan darse por aludidos cuando se trata de desconocer las tratativas que la directiva de la Asociación del Fútbol Argentino, con su nuevo Presidente Claudio Tapia a la cabeza, comenzó a mantener con el ex seleccionador de Chile desde inclusive antes que este asumiese en la AFA.

El interés, disfrazado de honor, por conducir al bicampeón mundial sudamericano en una etapa crucial de las eliminatorias de la CONMEBOL camino a Rusia 2018, provoca que Sampaoli esté dispuesto a dejar un club de promesas siempre reconfortantes como el Sevilla para arriesgar en búsqueda de la satisfacción del ego, y todo lo que ello implica, sin medir el alcance de los riesgos. Casi un calco de lo que le ocurrió a Bauza al dejar al Sao Paulo de Brasil que dirigía con marcado éxito para asumir en el seleccionado argentino.

El estudio de los hechos que han aquejado a Argentina, quizás desde la salida de Marcelo Bielsa como técnico, no son muy alentadores para la ‘Albiceleste’, que en apariencia, casi una certeza debería decir, pasará a dirigir Jorge Sampaoli en los restantes encuentros de eliminatorias.

El problema de fondo no asemeja ser de conductor sino de conducidos, si se les puede denominar como tal. En el recuento de los hombres que serían los encargados de salvar a la ‘patria futbolera’, apenas si unos cuantos jugadores pueden ser tenidos en cuenta para asumir tamaña responsabilidad.

Con el permiso de quienes lean la lista de los elegidos para poner a Argentina en territorio ruso el año venidero, podría pecar de ingratitud al enumerar apenas a 5 nombres que aspiran a no defraudarme, y como no estoy aquí para quedar bien con nadie más que conmigo mismo y mi manera de entender el fútbol, creo que después de Lionel Messi, Nicolás Otamendi, Paulo Dybala y, quizás, Javier Mascherano y Ángel Dí María, muy poco se debería esperar del resto de jugadores argentinos para que liberen a Sampaoli de las botas de Messi y compañía. 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!