Horarios

Martín Onti: Como para preocuparse

MADRID, España. - Habría que pensar seriamente en lo hecho por el seleccionado de Julen Lopetegui en sus dos amistosos previo al inicio oficial de la Copa del Mundo en sólo un par de días. Lo que hemos visto en los dos amistosos de la Selección de España en sus presentaciones antes del partido ante Portugal –que es el que cuenta en realidad- debería servir para advertir que la situación, por lo realizado ante suizos y tunecinos, es para preocuparse.
 
La mayor posesión del balón no significa que un equipo sea demoledor en su dominio sobre el adversario en cuestión. Esto ha quedado demostrado en ambos encuentros de España donde la creencia de que mantener el control del juego a través de la tenencia de la pelota, es proporcional a la garantía de éxito. 
 
Tanto en el estadio de La Cerámica, donde se empató ante Suiza, como en el mundialista Krasnodar Stadium, donde se ganó casi con angustia por una diferencia mínima a Túnez, el conjunto español transformó esa sensación de superioridad futbolística, que en los papeles previos tenía, en cautelosa atención a lo que podría suceder a partir de enfrentarse este venidero viernes a Cristiano Ronaldo y compañía en el Fisht Olympic Stadium de Sochi.
 
Veamos, existen factores, casi justificadamente se podría decir aunque se tenga entonces que comprender el significado de la palabra mediocridad, que un jugador tiene inconcientemente en la antesala de una competición de la importancia de un Mundial. 
 
El miedo a las lesiones es el principal motivo a considerar y, por ende, este condiciona la labor de un futbolista que ha estado esperando tal oportunidad durante largo tiempo, más aun cuando estos saben que, en tal caso, no habría posibilidad de recuperarse para ver realizado esos sueños que albergaron, o para los que trabajaron, durante largos 4 años.
 
Teóricamente, estar en una lista de los mejores 23 futbolistas de un país tiene el plus, al margen de la lógica satisfacción individual, el de la consideración profesional. Si añadimos a este concepto el de una mejora salarial en sus clubes, o los beneficios que de ello resulten -un traspaso, una mejora económica, contratos comerciales paralelos, o lo que apunte a obtener mejores réditos personales- es evidente que la actitud de entrega, sobre todo físicamente, tiene su importancia capital por más que no se reconozca concientemente.
 
De no ser así, me cuesta entender la diferencia existente entre esta España de Lopetegui a escasos días de iniciarse la Copa del Mundo con aquella de preparación en que aún no se habían dado a conocer los nombres de quienes acudirían a Rusia. Por ahora, y durante una semana más, deberemos esperar para saber si de verdad debíamos preocuparnos, o no, con criterio mesurado.
 
ENLACES RÁPIDOS:

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!