Horarios

Martín Onti: Brasil es Brasil

Un muy escueto proverbio futbolístico que escuché una vez, es lo que me viene a la cabeza cuando veo al seleccionado de Adenor Leonardo Bacchi, alias Tite, previo al inicio del Mundial de Rusia 2018. Traigo esto a colación, porque nunca podré olvidarme de las palabras del serbio Velibor ‘Bora’ Milutinovic, cuando hace mucho tiempo atrás, y calificando a equipos mundiales, acertó a decir que ‘Brasil es Brasil’.
 
 
Si repasamos los últimos amistosos de los participantes de la Copa del Mundo que se inicia en breve, y queriendo hacer un balance de lo visto, nada se acerca más a la definición de Milutinovic para asegurar que el Pentacampeón mundial sudamericano gana importantes enteros para ser considerado el candidato más serio a ganar lo que sería su sexto trofeo ecuménico.
 
En este lapso de pruebas finales, antes del comienzo de la cita mundialista en Rusia, hemos visto como potenciales aspirantes al título, Alemania y España para ser más concretos, fracasaban en sus compromisos, al menos en el convencimiento absoluto de tranquilizar a quienes creíamos en la lucha de un terceto, quizás extendible a cinco o seis equipos, de aspirantes al cetro máximo.
 
Ahora, con una distancia prudente, y a escasos 3 días de comenzar a esclarecer el panorama mundialista, la ‘verdeamarelha’ es la escuadra mejor considerada justamente porque su fútbol jamás perdió la esencia. Algo así como cuando uno visita las calles de cualquier ciudad de Brasil y registra de inmediato la samba en la sangre que nace en cada esquina y en cada simple instrumento para crearla.
 
 
El fútbol moderno parece no haber dañado el espíritu brasileño, algo que en cierta forma desmerece a los demás equipos aunque ese ‘daño’ sea mínimo. La actitud de los jugadores de Tite, respeta una escuela de juego con esa disciplina innata que tienen los hombres de la ‘canarinha’ cuando se juntan entre ellos.
 
Desde Alisson Becker en la portería a Douglas Costa en el ataque, desde Neymar como el más titular de todos hasta Taison el más suplente de ellos, existe una credencial que muestra un ADN único a considerar, sin siquiera estar este obligado a demostrarlo más allá de un terreno de juego.
 
Esas fueron, y son, las herramientas que provocaron aquel histórico proverbio que sigue siendo respetable a día de hoy. Brasil es Brasil, ciertamente. Qué gran verdad indiscutible la de ‘Bora’ Milutinovic cuando las pronunció tanto tiempo atrás.
 
Martín Onti

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!