Por inconvenientes de la pandemia y la remodelación de su estadio, "La Marea Roja" tuvo que jugar como local en Santo Domingo.