Horarios

Martín Onti: Aprendiendo a sufrir

MADRID, España.- La resistencia y la resiliencia coinciden con la capacidad de soportar el sufrimiento. Además de muchas otras sutiles variables, una persona necesita asirse a ambas para sobrevivir tiempos de difícil lectura. El fútbol no escapa a tales presunciones, más aun si lo exponemos con el momento que persiste como una incipiente amenaza para la humanidad.
 
ALEMANIA VIVE SU PEOR CRISIS Y ESTÁ EN RIESGO DE QUEDARSE ¡SIN MUNDIAL!
 
 
Durante estos pasados meses, sobre todo, nadie ha podido escapar a todo tipo de incertidumbres en el ambiente del fútbol mundial, y esta pasada fecha FIFA nos ha servido para corroborar que quien anticipadamente se amolde a lidiar con ello, se encontrará, paradójicamente, más cerca de conquistar sus objetivos.
 
Mucha gente ha quedado boquiabierta tras los últimos resultados en el ámbito internacional, al ver como a las primeras potencias futbolísticas se les hacía difícil superar a teóricos menores adversarios con la facilidad de antaño. Pero, no es esto de extrañar bajo la lupa de raíces conceptúales que siguen aferradas a una memoria cada vez más obsoleta.
 
El fútbol ha cambiado desde la mentalización a la que nos debemos adaptar por el momento –y no sé si para un prolongado futuro- las dificultades ‘resultadistas’ de Alemania, Francia, Portugal y la mismísima España son, en el circuito europeo, muestras que nos han dejado estos primeros partidos clasificatorios rumbo a la Copa del Mundo Catar 2022.
 
El sufrimiento de estas selecciones nacionales, enfrentadas a rivales de mucha menor cuantía futbolística sin poder conseguir un juego convincente, no pasa, evidentemente, por el análisis de capacidades deportivas, sino de una mentalidad mellada por la obligación de ser el producto esencial de una exposición mercantil para el sustento del negocio que es el fútbol.
 
A partir de este primordial punto de partida, uno puede llegar a comprender los porqué de la derrota germana ante la irrespetuosa Macedonia; la pesadumbre francesa para vencer ajustadamente a Kazajstán y a Bosnia y Herzegovina; la contrariedad de Portugal frente a Serbia y ante Luxemburgo; sin olvidarnos de la angustia de la España de Luis Enrique frente a Georgia e, inclusive, ante la disfrazada mediocridad de Kosovo.
 
LA HUMILLANTE DERROTA DE ALEMANIA POR UN EQUIPO "PEQUEÑO" DE EUROPA
 
 
El fútbol seguirá con lo suyo, pero, no debe resultar hoy extraño que quien poco tenga para perder, reclame el lugar a que la ‘nueva normalidad’ le permite aspirar. La sobreexposición física, las obligaciones con juegos cada 72 horas, el cansancio lógico, las lesiones y el hartazgo mental consecuente, son variables que también tienen su importancia en el análisis correspondiente.
 
Martín Onti
 

 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!