El delantero uruguayo recayó de una molestia en el tobillo y peligra su presencia en la Copa del Mundo.