Martín Onti: Preguntas y Respuestas

Puede que nunca tengamos respuestas a ciertas preguntas. No es raro en absoluto que sólo el tiempo nos muestre los resultados que sirven como respuestas a numerosas preguntas que solemos hacernos y que, en principio, no admiten raciocinio puro en el análisis inmediato que siempre pretendemos hacer de las cosas que suceden a nuestro alrededor.
 
El fútbol no se escapa al tópico. Cada incongruencia que antepongamos a nuestra opinión, siempre tendrá razones valederas del otro lado del cuestionamiento. Desde un simple partido a una costosa operación de compra-venta con escaso sentido de lógica, siempre tendrán sus justificativos para alguien. Siempre habrá una persona, o grupo, que admita la importancia de una toma de decisiones para satisfacer una elección.
 
Nadie podría ponerse en contra de Santiago Solari, por ejemplo, cuando avala la defensa de Gareth Bale, su postura en el caso Isco o en el caso Llorente, por mencionar solo a algunos, ni su paciente política de ‘niño educado’ al encararse contra quienes sea prudente hacerlo. 
 
Es fácil adivinar, siempre lo fue, quiénes son los que se ubican en nuestra mesa y quienes los que sobran aunque sean necesarios. ‘El Indiecito’ lo sabe, entiende el juego y lo acepta, pero, mientras tanto, no se mueve más allá de sus dominios. Él sabe que en ello le va el futuro de su joven carrera como técnico y por más que piense lo contrario, lo que va a misa es la conveniencia.
 
La posibilidad de sumar un título más, amén de la real importancia que este Mundialito de Clubes tiene, se transforma en un objetivo de capital importancia porque luego deben hacerlo fuerte ante los detractores de ocasión. No discutiremos la liviandad de un torneo que, de verdad, siempre fue una devaluación para la esencia del fútbol. 
 
A nadie debería escapar que este año los Emiratos Árabes Unidos servirán para que la gente común, aquellos que entienden al fútbol como un aperitivo para pasar el tiempo, aprecien a través de este torneo el espectáculo más popular del mundo. No podríamos, y no deberíamos, ensalzar más allá de esta consideración el encuentro que este sábado se jugará en Abu Dhabi.
 
Real Madrid y el Al-Ain Football Club local saldrán a jugarse el título de Campeón del Mundo, el honor de ser considerado el mejor equipo del universo futbolístico, algo que será incontestable el sábado por la noche. No podrá haber luego discusión matemática al respecto porque unos números serán los que finalmente dictaminen, inexorablemente, quién es el mejor de todos los clubes del mundo que habitan sobre la faz de la tierra.
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!