El conjunto italiano se impone 5-4 al combinado suizo en el Mundial de Beach Soccer con un final de película.