No habían pasado ni 15 segundos de iniciado el partido y Mauricinho (BRA) logra un increíble túnel que deja postrado al portero de Tahití y pone adelante a su selección.