La Copa Mundial de Beach Soccer de la FIFA se juega este año en las Bahamas, lugar paradisíaco y ubicación perfecta para este tipo de deporte.