La selección brasileña es coronada campeona del mundo en la Copa Mundial de Beach Soccer de la FIFA Bahamas 2017, mientras que la selección de Tahití se lleva la medalla de plata.