Horarios

Sede mundialista: Espinho

Sede mundialista: Espinho

Con más de 1.200 kilómetros de costa, es natural que la historia del país más occidental de Europa se confunda con el mar y tenga una estrecha vinculación con él. El Reino de Portugal se formó en 1139 y su independencia fue reconocida en 1143, fechas que lo convierten en una de las naciones más antiguas del Viejo Continente.
 
Portugal limita al este y al norte con España, y tuvo una importancia única en los descubrimientos de los siglos XV y XVI. Aun hoy, los portugueses se enorgullecen de haber dado “nuevos mundos al mundo” y de las grandes aventuras de sus navegadores.
 
Portugal fue una monarquía hasta 1910, y a partir de 1926 pasó a estar regido por una dictadura militar, que duraría hasta la Revolución de los Claveles de abril de 1974. Con la llegada de la democracia, Portugal volvió a mirar hacia Europa, y en 1986 se incorporó a la Comunidad Económica Europea, la actual Unión Europea.
 
Portugal es hoy un destino turístico preferente en el ámbito mundial, gracias a su clima mediterráneo, sus increíbles paisajes naturales y sus ciudades y pueblos repletos de historia, monumentos inolvidables y una gastronomía única.
 
El deporte
 
El fútbol es, sin lugar a dudas, el deporte número 1 en Portugal. La Asociación Portuguesa de Fútbol se fundó en 1914 y está afiliada a la FIFA desde 1923. Su selección nacional ha dado muchas alegrías a los aficionados, aunque todavía no haya conseguido el mayor de los títulos, el de campeona del mundo de la FIFA.
 
Lo más cerca que ha estado fue en 1966, cuando el equipo en el que brillaba el legendario Eusébio da Silva Ferreira terminó tercero de la edición organizada por Inglaterra. Cuarenta años después, Portugal volvió a alcanzar las semifinales de un Mundial, aunque esta vez tendría que contentarse con la cuarta posición.
 
Aunque la selección absoluta no lo haya logrado, Portugal cuenta con dos títulos mundiales de la FIFA en la categoría sub-20, tras sendos triunfos de la que pasaría a la historia como “Generación Dorada”, en Arabia Saudí 1989 y Portugal 1991.
 
Además del fútbol, el atletismo y el hockey sobre patines ya han dado innumerables trofeos mundiales y europeos a un país en el que el baloncesto, el balonmano y el balonvolea también tienen muchos seguidores.
 
El Beach Soccer
 
En un país con tantos y tantos kilómetros de playa, es natural que el beach soccer tenga muchos adeptos, practicantes y jugadores de alto nivel. El combinado nacional de beach soccer no ha dejado de participar en los grandes torneos, e incluso ganó el título mundial en 2001, en una época en la que la prueba todavía no estaba organizada por la FIFA.
 
Luego, Portugal perdió la final de 2005 ante Francia y obtuvo el tercer puesto en Marsella 2008 y en Dubai 2009. Espinho 2015 ofrece a los hinchas portugueses una oportunidad única de apoyar a su equipo en busca del título.
 
Datos y cifras
 
Lisboa es la capital de Portugal y su ciudad más populosa, con unos 560.000 habitantes (más de dos millones en el área metropolitana), seguida de la región metropolitana de Porto, con más de un millón. La población total del país ronda los 10 millones, repartidos por una superficie total de 92.000 kilómetros cuadrados.
 
Portugal usa desde 2002 como moneda oficial el euro, que sustituyó al escudo, en una economía liberalizada basada en los servicios y la industria, y que tiene en el turismo un sector cada vez más fuerte, que atrae visitantes de todo el mundo. Por eso, la Copa Mundial de Beach Soccer de la FIFA es también una excelente ocasión para conocer todo lo bueno que ofrece Portugal.
 
Espinho
 
El mar forma parte de Espinho y Espinho difícilmente existiría sin su conexión con el mar. Este municipio perteneciente al área metropolitana de Porto, sede de la Copa Mundial de Beach Soccer de la FIFA, tiene unos 30.000 habitantes y una larga historia.
 
Los documentos más antiguos hablan de una población asentada allí ya en 1013 —incluso antes de que Portugal fuese reconocido como país—, aunque fue hace cerca de 200 años cuando la zona de Espinho empezó a ser utilizada más regularmente para una de las actividades por la que aún hoy es conocida: la pesca.
 
El mar y los pescadores son Espinho. El ayuntamiento se creó en 1899, y las viviendas que hay junto a la playa llamadas palheiros darían lugar luego a la colonia balnearia de Espinho, una ciudad que se fue reinventando con el tiempo y que tiene una identidad muy propia, a pesar de estar situada a corta distancia (unos 25 kilómetros) de una metrópolis como Porto.
 
El verano es, por supuesto, la época del año en la que Espinho es más concurrida, con numerosos turistas, nacionales y extranjeros, que eligen la Costa Verde para ir de vacaciones y disfrutar de las hermosas playas y los excelentes restaurantes —muchos de ellos en el paseo marítimo— que ofrece la ciudad.
 
El Casino de Espinho es otra de las atracciones más conocidas: fundado en 1974, es uno de los principales de la zona norte de Portugal, y está situado a dos pasos de la playa, donde también se puede encontrar un complejo de piscinas que utiliza agua salada.
 
El deporte en Espinho
 
En una ciudad volcada hacia el mar, es natural que los deportes de playa formen parte del día a día del municipio. La Copa Mundial de Beach Soccer de la FIFA va a ser el mayor evento realizado nunca en las playas de Espinho, que ya han sido también escenario de pruebas internacionales de vóley-playa y de surf.
 
El Sporting Clube de Espinho es el club más representativo de la ciudad, y fue fundado en 1914, aunque en los últimos años ha atravesado una grave crisis financiera. Compitió once temporadas en la primera división del fútbol portugués, y actualmente milita en el Campeonato Nacional de Seniores, la tercera categoría del fútbol nacional.
 
Pero no sólo del fútbol viven los Tigres de la Costa Verde. El balonvolea es uno de los deportes más apreciados en la región, y Espinho cuenta con nada menos que 18 títulos portugueses de esta disciplina.
 
Dos de los mejores jugadores de todos los tiempos del club, Miguel Maia y João Brenha, compaginaron el balonvolea con el vóley-playa y terminaron cuartos de los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996.
 
 
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!