Universidad Católica se ejercitó en Río de Janeiro antes de visitar al Flamengo en Maracaná en otro encuentro de la Copa Libertadores.