Los jugadores aurinegros creen que todavía no están eliminados de la Libertadores 2017, tras perder 3-2 de local ante Palmeiras y quedar últimos en su grupo.