Horarios

Mar.Oct.27 12:00 AM EDT
Mié.Oct.28 12:00 AM EDT
Jue.Oct.29 12:00 AM EDT
Sáb.Oct.31 12:00 AM EDT
Mar.Nov.03 12:00 AM EST
Mié.Nov.04 12:00 AM EST
Copa Libertadores, River Plate, Tigres UANL, Copa Libertadores 2015, Sudamérica, Conmebol

Martín Onti: La inocencia regiomontana

MADRID, España.- No me parece que sea lo propio hablar de la parte estratégica del partido en Argentina, donde River Plate venció justificadamente a los Tigres de la UANL por un lapidario como merecido 3-0 adjudicándose la Copa Libertadores de América. Un encuentro que tendrá sus explicaciones futbolísticas en donde la estrategia y la táctica fueron importantes en el desarrollo del juego. Sobre ello, no habrá explicación de mi parte otra que una síntesis apretada de la resultante lógica que desencadenó en el fracaso de la entidad regiomontana.

En esa conclusión que llevó a los dirigidos por Ricardo Ferretti a perder el cotejo, y por ende la tercera posibilidad de conseguir el título para un conjunto mexicano, se podría argumentar que estratégicamente el ‘Tuca’ hizo un muy mal planteo desde lo general a lo particular; que tácticamente los futbolistas de Tigres decepcionaron producto de lo anterior, y que, en consecuencia, el nerviosismo y las falencias técnicas les llevaron a tener casi toda su defensa amonestada al término de la primera etapa jugando, a partir de entonces, con el condicionamiento natural de quienes inexorablemente van camino al patíbulo.

En la explicación del todo, el final se presagiaba con el arribo de la expedición azteca al estadio Monumental de Nuñez. El asombro de la mayoría de los jugadores regiomontanos nunca despertó de la somnolencia inicial y Tigres terminó pagando caro esa ingenuidad vivencial que, trasladada al fútbol, les hizo ver como adolescentes enfrentando por primera vez situaciones límites sin comprender el código de los adultos.

Tigres perdió ante River Plate, fundamentalmente, porque aún el balompié azteca no es lo suficientemente mayor para entender que hay mandamientos superiores que determinan el nivel del juego cuando en éste se dirimen cosas importantes, como era en este caso particular un título de tanta trascendencia internacional.

Tigres, su estratega, y sus adinerados directivos, deben aprender que no sólo basta con inversiones que pueden ser provechosas en vuelos de cabotaje, sino también cuando se deben surcar aguas internacionales, en este aspecto el conjunto universitario no puede ser tan ingenuo para jugar de la manera que lo hizo en Buenos Aires, ni tampoco como lo hizo en Monterrey.

El ambiente, imposible de entender para la tibieza que generalmente existe en México para apoyar a sus equipos, no puede ser comparado con el de las hinchadas argentinas, esa atmósfera fue la primera estocada para los Tigres de la UANL; la mentalidad de futbolistas de predisposición ganadora enfrente fue la segunda; y, finalmente, las gónadas porteñas fueron las que sepultaron la ilusoria y remota posibilidad que Ricardo Ferretti tenía de ser Campeón de América.
 

Te invito a seguirme en Twitter @Ontifutbol

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!