El chileno ha sido catalogado como uno de los mejores laterales derechos de la Serie A y no podía faltar a la cita de la Copa Confederaciones 2017.