Mathew Leckie fue una pieza fundamental para que Australia califique a la Copa Confederaciones, ahora es el momento dejar en alto el nombre de su país.