El futbolista del Liverpool tan solo tiene 23 años, pero es sin duda uno de los que tiene más experiencia entre todos los convocados de la selección alemana.