El ortopedista Michael Dittmar quien fue el responsable de la intervención al zaguero del Tri, señaló que el pronóstico más conservador para la rehabilitación del capitán es de unas ocho semanas