El delantero mexicano llega a la Copa FIFA Confederaciones con la intención de seguir marcando goles tras superar el récord de Jared Borgetti.