El mexicano sale mal parado del sorteo tras tener que visitar el Camp Nou, mientras que el Madrid se medirá a sus malos recuerdos.