Martín Onti: La Cartuja del Rey

Esta noche el estadio de La Cartuja vuelve a vestirse de largo. Como es casi una costumbre últimamente, el escenario olímpico hispalense atraerá todas las miradas para dirimir al campeón de la Copa de Rey de esta temporada. Valga la aclaración puesto que en el corto término de un par de semanas se celebrarán dos finales allí. La que hace unos días se apropió la Real Sociedad ante el Athletic de Bilbao, y esta de los de Marcelino ante los de Koeman.

Bien podríamos decir que medir el presente del fútbol español pasa por Sevilla en el medio de estos tiempos de despropósitos al que, a la fuerza de las circunstancias, nos vamos acostumbrando.

El Barcelona y el Athletic de Bilbao volverán a enfrentarse en una final de copa española. Esta vez en territorio andaluz y siendo ambas comunidades contrarias a su Majestad Felipe VI, en nombre de quien precisamente se denomina este trofeo. Vaya contrariedad dentro de tantos acertijos deportivos e inconsecuente falta de honestidad al ejecutar los hechos lejos del pensamiento.

No tiraremos ni de datos, ni estadísticas e historia más de lo necesario, porque sería ridículo dejar sentado que justamente las dos entidades con mayor número de conquistas en esta competición sean quienes más despotrican en su contra. Catalanes y vascos, con 30 y 23 títulos respectivamente, son los que mayores trofeos poseen en sus vitrinas.

Pues entonces, por dónde cogemos este embrollo para darle una visión en la que solamente el juego cuente sin más añadiduras que las que ordena un balón de fútbol. Relativizar sobre un tema sin enfocarlo desde ángulos sesgados, suele ser la solución a la que uno debería ceñirse ignorando el entorno que exige proponer un abanico de verdades.

En un ejercicio periodístico que concierne sólo a lo deportivo, podría ser lo apropiado mencionar lo lúdico de un enfrentamiento por más que detrás de la pantalla futbolística existan pancartas de viejos resquemores que por el momento no pueden pasar a un segundo plano.

Llegará la hora del partido, se celebrará el mismo, habrá un vencedor y un vencido, se entregarán los premios en la soledad de La Cartuja y tras los festejos, cada uno regresará a lo acostumbrado. Eso sí, para las vitrinas de sus honoríficos museos, la importancia de este título será un punto esencial de cara al patrimonio institucional del que ambos seguirán vanagloriándose.

Martín Onti

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!