Horarios

El central charrúa sabía que los nipones tuvieron la contudencia necesaria para arrebatarles el empate.