Para Miguel Gurwitz y Carlos Hermosillos esta Copa América ha tenido varios errores para poder nominarlos al salón de la vergüenza.