Los técnicos colombianos que dirigen a Ecuador y Chile tienen carreras llenas de coincidencias y se vuelven a cruzar en el proximo partido.