La selección mexicana se ha vuelto a quedar fuera de la Copa América, confirmando el supremo distanciamiento entre la CONMEBOL y la CONCACAF.