Con la llegada de Ballón y la recuperación de Farfán y Zambrano, el cuadro inca cerró su preparación para encarar el torneo continental.