El técnico de Uruguay no pudo ocultar su frustración tras quedar eliminado por Perú en la fatídica tanda de penales.