Los dos cracks fueron los favoritos de los fans en Belo Horizonte que palpita por el Clásico de Argentina contra Brasil.