El crack abandonó cojeando, tras sentir molestias en la rodilla izquierda, su primer entrenamiento desde que perdió el brazalete de capitán.