A días de concluir el torneo continental, dos de los grandes favoritos tuvieron una inesperada y prematura eliminación.