La selección chilena pudo entrenar con equipo completo, entre ellos, sus grandes referentes Arturo Vidal y Alexis Sánchez.