Los brasileros cayeron ante los argentinos en la edición de 1993, pero superaron el golpe y tienen más partidos ganados que la albiceleste.