Nicolás Otamendi comete una clara falta dentro del área y el portero Franco Armani se viste de héroe desviándolo.