El astro argentino ha recibido una invitación para pasar a la historia en el estadio que más cruel fue con él.