Horarios

El clásico entre Argentina y Brasil dejó a los perdedores frustrados y a los vencedores sonriendo y hurgando sobre la herida.