Los aficionados de la Albiceleste se reunieron fuera del hotel de concentración con la ilusión intacta y confianza previo al choque ante Qatar.