Paolo Guerrero lanza un disparo cruzado tras dejar atrás a toda la defensa boliviana, y anota el gol del empate a los 45 minutos.