Casemiro aprovecha un rebote en el área y cabecea con furia, mandando el balón hacia el fondo de la red peruana.