El técnico de la Selección de Perú señala que sólo el partido frente a Brasil le quita el sueño, ya que el VAR y el arbitraje no le inquieta.