Están las cosas insólitas en el fútbol y luego vienen las de Luis Suárez. Ya no sabe qué protestar, se le olvidaron las reglas del fútbol.