Neymar está viviendo el calvario de su vida, lesionado, acusado y una foto suya (destruido) es un enorme tesoro.