Es una atracción imperdible, pero dentro de las grandes figuras a las que se hace un tributo, Neymar, es de nueva cuenta, el gran ausente.