Dani Alves, el jugador con más edad (37 años) en la Copa América, y a un paso de la coronación en su segunda final del torneo regional.