Argentina fue a entrenar a Cruzeiro y el club aprovechó para homenajear a Messi y sin querer provocó un bochorno para su amigo Kun Agüero.