Horarios

El brasileño le demostró al mundo con palabras y respeto que la rivalidad fuera de la cancha es solo un tabú.