Uruguay y Chile tienen una larga de enfrentamientos de fútbol convertidos en auténticas peleas.